Accueil - Email



La haptopsicoterapia es una forma de asistencia, de acompañamiento, de terapia que se orienta a ayudar a la persona a recobrar, restaurar o desarrollar su salud psíquica. Se dirige a las personas que sufren, con malestar existencial, confrontadas a un sentimiento de frustración y de incompletitud de su ser, esto vinculado a su historia personal.
La haptopsicoterapia ofrece a la persona ayudada la posibilidad de movilizar por sí misma los recursos ligados a su libido vitalis - deseo y placer de vivir - que se encuentra en el fundamento mismo de la existencia humana.


El acompañiamento haptopsicoterápico

Durante el curso de todas las sesiones iniciales llamadas : "de descubrimiento", la persona descubre y reconoce las restricciones y limitaciones que, en el dominio afectivo, se han establecido en ella en respuesta a las carencias y frustraciones de su vida relacional con el prójimo. Además - y de forma esencial - la persona descubre que más allá de las adaptaciones inadecuadas de aprensión y de temor, puede utilizar facultades afectivas que le son singulares. Ella puede vivir sin fingimiento, sin estar a la defensiva, ni huyendo.
Pasada la fase del descubrimiento, la persona explora sus propias facultades afectivas. En la vivencia de seguridad instaurada por la relación afectivo-confirmante, la persona no teme ya vivir sus sentimientos. Realizando la experiencia de sí misma, ella accede poco a poco a la autonomía de su relación afectiva con sus semejantes. Restaura y desarrolla su gusto por la vida. Desarrolla sentimientos de seguridad interior, de consciencia de sí y de confianza en sí. Estos sentimientos son la base necesaria para comenzar y mantener las relaciones afectivas en las relaciones humanas.
La haptonomía no ignora los conocimientos médicos y psiquiátricos, no desconoce tampoco - y sobre todo - los signos que llevan a la persona a solicitar ayuda. Pero más allá de la historicidad de la persona la haptonomía ayuda a la superación de este sufrimiento; tanto resulte de experiencias traumáticas como de carencias en el desarrollo psíquico y afectivo.
Durante el curso del acompañamiento, la persona desarrolla un sentimiento de bienestar, de completitud, sentimiento por el que ella se vive como una unidad, una "enteriedad". Ya que los sentimientos y emociones se manifiestan en el nivel de la corporalidad, se comprenderá que la haptonomía vela para que esta expresión no sea contrariada.
 
De la misma forma, ella no emplea nunca aprendizajes o técnicas orientadas a corregir la forma de ser corporal; esto bloquearía la liberación de los sentimientos y las emociones.
Por esta razón, la haptonomía es totalmente incompatible con los acercamientos corporales como el yoga, la somatoterapia, el rebirth, y aquellas que utilizan principalmente técnicas respiratorias.